Una mujer con mucho empuje

Jueves, 11 enero, 2018

Esta emprendedora comenzó desde muy pequeña a trabajar en la caleta de la ciudad de Tomé, VIII Región, siendo este lugar el que le ha dado todo lo que tiene.

Es una mujer de carácter resuelto y que irradia energía al conversar con ella. Mirza Merino se ha sacrificado toda su vida con el fin de entregar a sus hijos lo que necesiten para vivir. “A los 8 años mi mamá me llevó a la caleta. Ella era comerciante y mi papá capitán de puerto. Ahí yo tomaba una caja de machas y comenzaba a limpiarlas. Era la mejor vendedora, gritaba para ofrecerlas y nunca me quedaba con mercadería”, recuerda.

Fue después de casarse que decidió emigrar a Viña del Mar, V Región. Su marido, contador de profesión, tenía una buena opción laboral en esa ciudad. Pero el enlace no funcionó por mucho tiempo. Se separaron y por eso volvió a sus tierras, a refugiarse donde su madre. “Retornamos con mis hijos. Yo he sido siempre una mujer trabajadora, por eso no le hago asco a nada. Si tengo que vender en la calle, cambiar de productos o cocinar cosas atractivas para los turistas, me reinvento”.

Con anterioridad contó con un restaurante que tuvo bastante éxito en la comuna de Lirquén, pero el traslado  y la lejanía con sus hijos, quienes estudiaban y vivían en Tomé, la obligó a buscar nuevos horizontes. “Mi local ‘Donde Mirza’, me ha dado muchas satisfacciones, entre ellas  el tener mi casa propia y arreglarla muy bonita. Ahí trabajo entre casi puros hombres, los que se han portado realmente bien conmigo. Ellos me ayudan cuando hay que trasladar cosas de peso. También me piropean y dan harto ánimo. En este lugar se necesita mucho coraje, porque nos levantamos temprano y trasladamos cosas que pesan”, cuenta.

Fondo Esperanza (FE) ha sido muy importante en su vida. “En la institución me han apoyado tanto. Creo que sabiendo utilizar la plata, siendo responsable con las cuotas  y trabajando se pueden lograr todas las metas.  En mi Banco Comunal ‘Las Estrellas’, somos realmente brillantes, porque pagamos a tiempo y colaboramos entre todos”, agrega.

“Este trabajo me ha permitido darles de comer, estudios y mantener a mis hijos y nietos.  Soy jefa de hogar, mamá, papá y llevo económicamente mi casa. Yo invierto lo que más puedo en el verano, para asegurar la plata que necesito para subsistir en el invierno. Eso lo fui aprendiendo con el tiempo y ahora todo lo que he logrado ha sido gracias al local”, cuenta.

Muy empoderada, cuenta su historia de vida para que otros se inspiren y vean que, a pesar de los problemas, se puede salir adelante. “Aconsejo a las mujeres a trabajar, a pesar del sacrificio.  Y a los emprendedores de mi zona, taxistas, comerciantes y cualquiera que quiera crecer en su rubro, les digo que Fondo Esperanza es una gran puerta que se abre para poder salir adelante”.

Si quiere visitar a esta emprendedora, puede hacerlo en el “Centro artesanal del sindicato de pescadores de Tomé”. En su local “Donde Mirza” dice que espera a todos los turistas y personas que vivan cerca, para que prueben las mejores empanadas de mariscos del lugar.

Alianzas

  • Sencillito-correcto
  • Logo 2
  • ROLIMAQ
  • logOmULTI
  • logoSVP
  • gendarmeria
  • LOGO SOUTHBRIGDE
  • LOGO FARDO
  • logo kitchen
  • logo_pudahuel2
  • red_desarrollo1
  • La Red
Diseño y desarrollo: Pulsor Comunicación Digital | SOPORTE Y mantención web POR SEIN