Tejiendo oportunidades para salir adelante

Miércoles, 24 abril, 2013

Rosa Valverde cambió la ciudad por el campo. Hace tres años agarró sus cosas y partió con su marido a la cabaña que ambos tenían cerca de El Quisco, camino a Totoral, en la V Región. Los hermosos paisajes que rondan el nuevo hogar, eran justo lo que Rosa necesitaba para inspirarse y tejer.

Antes de dedicarse profesionalmente al tejido, Rosa se desempeñaba como transportista escolar. “Mientras esperaba a los niños que salieran del colegio, yo tejía”, recuerda. Pero la vida le jugó una mala pasada. “Tuve un accidente en un ojo y quedé impedida para seguir manejando de noche”. Así las cosas, junto a su marido decidieron irse al campo. Y ese cambio fue el impulso necesario para retomar su pasión por las lanas.

“Después del accidente me decidí. Compré materiales y me vine. Y me vuelo tejiendo. Es algo que hago desde chica”, cuenta. Sus primeros puntos los dio con clavos en mano y la ayuda de su abuelita y su mamá. Ambas eran fanáticas del tejido, pero Rosa lo ha llevado más lejos. “Mi hija baja modelos de ropa en internet y yo los veo y los combino, cambio los puntos y creo mis propios modelos”.

En eso estuvo hasta que se dio cuenta que necesitaba un lugar para mostrar sus creaciones. “Hago ropa tejida, con todas las técnicas: palillos, crochet y telar, estos últimos son mi especialidad. Pero lo que me falta es darme a conocer y tener donde vender mis productos”.

Con ese objetivo en mente, se unió a un grupo de emprendedoras de El Quisco y juntas llegaron a Fondo Esperanza (FE). “Alguien se acercó a nuestro grupo y nos dijo que se estaba formando un Banco Comunal de FE y faltaban personas. Así que empezamos a ir a las reuniones para informarnos de qué se trataba. Y aquí estamos”, dice sonriente, mientras nos cuenta que además de ella, su hija también es parte de FE. “Ella se dedica a vender productos en la carretera y a domicilio. Hace pie de limón, kuchen, empanada y otras cosas. Además, en nuestras reuniones también aprovecha de vender”.

Con la ayuda de FE, Rosa, está a poco de concretar uno de sus sueños más importantes: tener un local propio para exhibir sus tejidos, que incluyen abrigos, vestidos, chalecos, faldas y un sinfín de prendas tejidas con hilo natural de algodón, lana acrílica o natural. Pero ella no se queda ahí. “Algo que me gustaría mucho hacer es exportar mis productos”, cuenta Rosa.

La idea le surgió cuando un caballero, que tiene a su hija viviendo en Australia, vio los tejidos de Rosa y quedó fascinado. “Me dijo que ojalá pudiera encontrar los contactos para poder enviar mis prendas a Australia, para hacer un intercambio cultural con alguien de allá que quiera vender en Chile. Es un gran anhelo que tengo”, confiesa.

Alianzas

  • Sencillito-correcto
  • Logo 2
  • ROLIMAQ
  • logOmULTI
  • logoSVP
  • gendarmeria
  • LOGO SOUTHBRIGDE
  • LOGO FARDO
  • logo kitchen
  • logo_pudahuel2
  • red_desarrollo1
  • La Red
Diseño y desarrollo: Pulsor Comunicación Digital | SOPORTE Y mantención web POR SEIN