“Nunca pensé que con el apoyo de la institución podía llegar lejos”

Lunes, 14 septiembre, 2015

Dedicada a la confección de ropa escolar y deportiva, la emprendedora doñihuana Rita Lara Roa ya tiene su propio taller y da trabajo a tres personas gracias a Fondo Esperanza.

A los diez años comenzó su primera incursión en las ventas y desde ahí no paró más. Y es que la emprendedora Rita Lara Roa (47) cuenta que desde pequeña ofrecía productos en el colegio como dulces, chocolates y “calugones” que ella misma cocinaba en su hogar de Doñihue, VI Región de O’Higgins.

Desde el año 2005 y tras trabajar como secretaria en una empresa agrícola, decidió dedicarse por completo  a la confección de ropa escolar y deportiva.  Con pocos recursos, pero muchas ganas de salir adelante, logró poner un pequeño taller en su casa donde realiza los trabajos que le piden sus clientes.

“Aproveché esta oportunidad de negocio. Mi marido me regaló una máquina de coser y así hacía los trabajos que me pedían. Fue complicado en un principio, porque de día trabajaba confeccionando la ropa y por las noches bordaba”, recuerda la mujer que vende desde poleras y buzos hasta emblemas bordados para establecimientos educacionales.

Casada y con tres hijos, necesitaba más apoyo para potenciar su negocio que crecía cada vez más. Fue en ese momento cuando escuchó hablar de Fondo Esperanza (FE), en una reunión del municipio. Como trabajadora independiente, la opción de conseguir recursos se veía compleja y FE era la mejor alternativa.

De este modo, ingresó en el año 2010 al Banco Comunal (BC) “Manos que elaboran” donde logró los conocimientos necesarios para llevar bien su emprendimiento, así como también la adquisición de máquinas bordadoras y recta. Junto a ello pudo efectuar la instalación eléctrica de todo su taller para mejorar la producción.

“Fondo Esperanza te apoya mucho en lo que emprendes y a la vez te da herramientas para seguir emprendiendo y hacer cosas nuevas. Nunca pensé que con el apoyo de la institución podía llegar lejos. Empecé a crecer y tuve que contratar a tres personas para que me ayudaran”, enfatiza.

La microempresaria comenta que luego de las sesiones de educación de su BC, ya piensa en la compra de un “software” para ver la disponibilidad de productos. “No confecciono solo ha pedido, sino que tengo un stock para vender a público. Quiero tener un local donde el cliente encuentre lo que quiera ‘altiro’”, recalca.

Rita agrega que su mayor sueño es exportar al extranjero e innovar en manualidades para que la gente se lleve algún recuerdo de Doñihue, además de potenciar su negocio de transporte para trabajadores de packing. “Tengo que saber tener plata para fin de mes, soy súper luchadora y me gusta lo que hago”.

Alianzas

  • logOmULTI
  • logoSVP
  • gendarmeria
  • AIG_logo.svg
  • LOGO FARDO
  • logo kitchen
  • logo_pudahuel2
  • red_desarrollo1
  • La Red
  • logo anglo 2
Diseño y desarrollo: Pulsor Comunicación Digital | SOPORTE Y mantención web POR SEIN