‘Doña Olga’: El carrito ambulante con los sabores del norte

Martes, 13 febrero, 2018

En Vallenar, ciudad de la Región de Atacama, la emprendedora deleita a los transeúntes con sus sabores típicos de la zona.

Olga Alcota González (52) es una vallenarina que comenzó a emprender por necesidad, más que por gusto. Un día regresó del terreno que hacía en su trabajo y se encontró con una carta de despido sin previo aviso. En ese momento, su vida cambió de forma rotunda pero beneficiosa: “Estaba acostumbrada al tema administrativo, no al emprendimiento, ni mucho menos, a la venta de comida, por lo que mi negocio partió prácticamente de cero”, comenta la emprendedora.

Con orgullo, Olga cuenta que tuvo que aprender a desarrollar otros talentos. “No tuve tiempo para llorar ni nada. Fue un despido injustificado, de un día para otro y tuve que dar vuelta la página y empezar de nada porque mi familia estaba en juego. Así nació la venta de comida. Partí vendiendo empanadas por encargo a mis amistades y ex colegas. Esto lo hacía por Facebook y me resultó. Luego, a través de mi consuegra, conocí Fondo Esperanza (FE). Ella me habló de la institución, me contó que prestaban dinero, que podías hacer amistades y entré”, manifiesta.

En la actualidad, Olga es dueña del carrito ambulante ‘Doña Olga’, reconocido por sus variedades de empanadas, churrascos y completos. “Este carro es fruto de un esfuerzo familiar, lo hizo mi pareja y es nuestra empresa, por eso le tengo tanto cariño y aprecio. En la institución me facilitaron dinero y he ido incrementando cada vez más el negocio. Llevo un año y la experiencia ha sido muy buena, porque la asesora y la Jefa de Oficina (JO) siempre nos han apoyado. Tengo muy buenas referencias y siempre le cuento a las personas mi enriquecedora experiencia, para que conozcan la organización”, expresa.

Consultada por las satisfacciones que le ha traído este año como trabajadora independiente, Olga dice que no se arrepiente de nada: “Ser emprendedora es bonito porque si yo no trabajo, no genero ingresos, así que obviamente me motivo a seguir adelante, porque todo esto es nuestro y la constancia y perseverancia nos tira para arriba. En el futuro, mi sueño es tener un terreno propio y poder instalar mi carro ambulante de forma definitiva”, declara.

Sobre sus proyecciones futuras, la emprendedora es enfática al señalar que desea seguir en la misma senda gastronómica. “Pretendo seguir en este rubro. Llevamos como cuatro meses con el carro. Ha sido una tarea bien difícil, porque uno tiene que dejar muchas cosas, los quehaceres de la casa, a nuestra hija de quince años, a mi mamá que está enferma, pero yo creo que de estos esfuerzos que uno hace, siempre vienen acompañados de grandes recompensas”, dice.

Finalmente, Olga nos comenta que se siente feliz con el apoyo recibido. “Estoy muy agradecida de Fondo Esperanza, porque también hemos aprendido de los negocios de los otros y hay un gran lazo de confianza. Mi vida se volvió un caos en un momento, pero la organización me apoyó y creyó en mí. Es por eso que siento que es recomendable, pero solo para personas responsables”, finaliza.

 

 


Alianzas

  • Sencillito-correcto
  • Logo 2
  • ROLIMAQ
  • logOmULTI
  • logoSVP
  • gendarmeria
  • LOGO SOUTHBRIGDE
  • LOGO FARDO
  • logo kitchen
  • logo_pudahuel2
  • red_desarrollo1
  • La Red
Diseño y desarrollo: Pulsor Comunicación Digital | SOPORTE Y mantención web POR SEIN