“Mi emprendimiento es parte de un compromiso que tengo con la comunidad”

Jueves, 13 julio, 2017

La emprendedora sale adelante ejerciendo una labor que ayuda a mejorar el autoestima y el amor propio.

Marcela Navia Droguett (45) es una mujer alegre que asiste, desinteresadamente, a sus vecinos con todo lo relacionado al peso y el autoestima. La emprendedora, casada y con tres hijos, tiene una escuela de alimentación saludable en Placilla.

Ingresó a Fondo Esperanza (FE) el 2010 con el objetivo de hacer crecer sus emprendimientos, los que tienen relación con la pedicura, la venta de productos para pies, ropa interior y su escuela de alimentación saludable, que tal como reconoce, es su “emprendimiento social”.

Con su esposo siempre han sido comerciantes y cuenta que decidió ingresar a la comunidad de emprendimiento solidario más grande de Chile porque le habían dicho que era una buena oportunidad para hacer crecer sus negocios. “Mi Banco Comunal ‘Las placillanas’ es súper bueno, me acogieron de inmediato porque es gente del sector que me conoce. Somos organizados y juntamos dinero para salir a comer, hacer convivencias, etc.”.

“Desde que entré a Fondo Esperanza puedo invertir más porque tengo mayor capital y así compro a mejor precio todos los materiales para la escuela y las otras cosas que vendo. En el futuro me gustaría contar con un lugar más estable, para hacer las charlas del curso y también tener un sector más integral con tinas de sal y pedicura”, dice Marcela.

Respecto a su escuela de alimentación saludable, la placillana comenta que todo partió cuando la invitaron a una charla de otra escuela del mismo rubro, porque debía bajar los 15 kilos que tenía de sobrepeso. Fue ahí cuando le interesó el tema y comenzó a instruirse. En la actualidad, ha apoyado a más de 70 mujeres de la zona enseñándoles que lo más importante es ordenarse a la hora de comer.

Sobre el proceso por el que pasan las interesadas, Marcela explica que es un asesoramiento completo. “El primer día hago una evaluación, que es un scanner corporal que mide cómo está el cuerpo por dentro, sus índices de masa, de agua, su edad biológica y lo que sería ideal para lograr un cuerpo saludable. Nos juntamos una vez a la semana durante tres meses y compartimos testimonios, recetas, progresos y mucho más. Es un grupo de apoyo integral”, expresa.

Respecto a la clave para lograr bajar esos kilitos de más, la emprendedora explica que lo esencial es amarse y aceptarse uno mismo. “Es fundamental mirarte al espejo y reconocerte en él. Saber que tu cuerpo no te define y se puede modificar si es que lo quieres. Es en este punto cuando comenzamos el trabajo”.

Sobre este innovador emprendimiento, la orientadora en alimentación saludable dice que es un negocio sin fines de lucro, pues cobra sólo $10.000 pesos por el total del curso, el que incluye todos los materiales. “Mi emprendimiento es parte de un compromiso que tengo con la comunidad. Me gusta sentirme querida por la gente y sentir esa gratitud desbordante cuando estás ayudando sólo para que se sientan bien. Trabajo en esto porque me gusta y es hermoso recibir una bella sonrisa de satisfacción a cambio”, finaliza.

Alianzas

  • Logo 2
  • ROLIMAQ
  • logOmULTI
  • logoSVP
  • gendarmeria
  • aig
  • LOGO FARDO
  • logo kitchen
  • logo_pudahuel2
  • red_desarrollo1
  • La Red
Diseño y desarrollo: Pulsor Comunicación Digital | SOPORTE Y mantención web POR SEIN